Próximo evento:

24 de octubre de 2018 14:30h.

40 años de la Constitución

La Asociación para la Defensa de los Valores de la Transición, convoca a sus asociados y amigos al almuerzo-coloquio en el que intervendrán D. Miguel Ángel Aguilar, D. Fernando Jáuregui y Dª Karmentxu Marín coautores del libro "Los periodistas estábamos allí para contarlo", publicado con motivo de los cuarenta años de la Constitución.

Lugar: Restaurante Hotel El Jardín de Recoletos. C/ Gil de Santivañes, 6. Madrid.
Precio: 35,00€ Parking: 1 hora y 30 min. gratis en el hotel
 

Archivo:

Aurelio Delgado, el hombre en la sombra de Suárez

ADVT
1 de enero de 2018

El pasado 31 de diciembre de 2017 falleció Aurelio Delgado, quien en 2007 fundó la Asociación para la Defensa de los Valores de la Transición, junto con otros colaboradores de Adolfo Suárez. Reproducimos la necrológica publicada en el diario ABC el día 1 de enero de 2018.

Aurelio Delgado —Lito— conoció a Adolfo Suárez en Ávila a finales de los años cuarenta del siglo pasado y fue durante más de tres décadas su hombre en la sombra. Le acompañó en sus primeros proyectos políticos juveniles y compartió las estrecheces de Suárez en el Madrid del muy difícil año 1958, cuando almorzaban en restaurantes modestos de la calle Jardines. También compartían los viajes de fin de semana a Ávila en la moto “Lambretta” de Lito, a la que Adolfo tenía que empujar para superar las cuestas del alto de los Leones.

Ese año acompañó al que poco después sería su cuñado a la entrevista con Fernando Herrero Tejedor en la Secretaría General del Movimiento, donde empezó una carrera política que dieciocho años después llevaría a Adolfo Suárez a la presidencia del gobierno.

Aurelio se convirtió en el colaborador inseparable de Suárez en todos los altos cargos que tuvo antes de ser presidente. Estuvo con él en Radiotelevisión Española, en la delegación del gobierno en la Telefónica y en los seis meses que fue ministro en el primer gobierno de la Monarquía. Y siguió siéndolo en los casi cinco años que estuvo en el Palacio de La Moncloa.

En esa etapa fue testigo y protagonista discreto de todos los entresijos de la Transición y confidente de Adolfo Suárez, pero siempre estuvo alejado de las pompas del poder. Tras la dimisión del presidente, le acompañó como gerente de su despacho de abogados, y poco después recuperó su actividad empresarial en el sector de la comunicación y la impresión. Ni la dureza ni las deslealtades de la política consiguieron cambiar su bondad natural: nunca se le oyó una palabra de rencor contra nadie.

Aurelio Delgado fue un ejemplo de honradez en el manejo de los fondos públicos. En el primer año de la Transición fue el depositario de las aportaciones económicas, entonces sin control legal, que se recibieron del extranjero para poner en marcha aquel proceso. Y en los cuatro siguientes fue el responsable de los fondos reservados de la presidencia del gobierno.

Cuando hubo que avalar los créditos electorales de UCD, lo hizo con su patrimonio personal y, al saltar el partido por los aires en 1982, a punto estuvo de perder su casa del paseo de Don Carmelo de Ávila. Quince días antes de la subasta, consiguió in extremis un acuerdo de pago aplazado con Banesto, gracias a la comprensión de un abogado del banco, sorprendido de que alguien que había estado en la cumbre del poder, lo hubiera dejado desnudo de dineros.

Tras dos años de dura lucha contra la enfermedad, que aguantó con fe y entereza, el 31 de diciembre murió en su Burgohondo natal, acompañado por su mujer, Menchu Suárez, sus seis hijos y sus 19 nietos. Descanse en paz.

Emilio Contreras

FICHA

Aurelio Delgado Martín nació el 23 de abril de 1936 en Burgohondo (Ávila), y falleció en la misma localidad el 31 de diciembre de 2017. Economista, empresario y estrecho colaborador de Adolfo Suárez durante muchos años, fue jefe de su Secretaría de Despacho en la presidencia del Gobierno.

La ADVT apoya las palabras del Rey

ADVT
4 de octubre de 2017

La Asociación para la Defensa de los Valores de la Transición manifiesta su pleno apoyo a las palabras que el Rey dirigió al país el martes día 3 para defender el orden constitucional, el respeto a las leyes y a las resoluciones judiciales y a una España unida y en concordia, que las autoridades autonómicas catalanas quieren romper. Damos nuestro apoyo a la España que en 1978 decidió, con el apoyo de la Corona, no volver a lo peor de su pasado de división y enfrentamiento, y dotarse de un régimen democrático que ha permitido a los españoles vivir en libertad cualesquiera que sean sus ideas, sus creencias o sus raíces culturales.

El mayor éxito de los últimos cuarenta años ha sido recuperar la armonía, la convivencia y la paz civil entre los españoles, que fueron un bien escaso durante siglo y medio. Y ahora los dirigentes catalanes han sembrado la semilla del enfrentamiento entre sus conciudadanos hasta un extremo que parecía inimaginable. El Rey defendió no solo el cumplimento de las leyes, sino la España unida de tantos siglos, y la España en paz y democrática de los últimos cuarenta años, que es lo mejor de nuestro pasado.

Por ese motivo queremos manifestarle públicamente todo nuestro apoyo.

 

Tolerancia, comprensión y
respeto por el adversario


Asociación para la Defensa de los Valores de la Transición.

HACERSE MIEMBRO